El Villarreal ha decidido romper relaciones con el Atlético de Madrid, de acuerdo con el diario As, a causa de un joven talento de apenas 16 años. Es Germán Valera, futbolista que ha cambiado el pasado verano el club castellonense por el madrileño, donde seguirá sus evoluciones.

Este prometedor extremo ha sido el detonante para que ambas escuadras dejen de mantener relaciones amistosas, motivo por el cual no habrá este sábado comida de directivas previa al encuentro. De manera que en el submarino amarillos están molestos por el modus operandi de los colchoneros en este caso.