Ya sin ningún género de dudas, Franck Ribéry abandonará la disciplina del Bayern Múnich. Lo hará después de doce años defendiendo los colores del cuadro bávaro. Sin embargo, el francés no colgará las botas. Vinculado recientemente con el Al-Sadd (Qatar) y el Western Sydney Wanderers (Australia), el extremo elige destino.

Concretamente, el Al-Sadd, donde seguirá los pasos de un Xavi que se sumó en 2015 y logró el título de campeón de Qatar en 2019 después de la victoria ante el Umm Salal SC (6-1).