Tras caer eliminados en la Copa del Golfo, la Federación de Arabia Saudí ha decidido prescindir de Frank Rijkaard como entrenador, a pesar de que tenía contrato hasta 2014.

El holandés vuelve a estar por tanto sin trabajo tras abandonar este cargo, así que es probable que pronto comiencen a sonar posibles destinos para él.