«Echo de menos a mis hijos y todo el Atlético. No sabía que iba a ser tan duro estar sin el Atleti, hasta que no te vas no te das cuenta realmente. Más por cómo han sido en lo personal los últimos años. Al final era mi familia. Mantengo contacto diario con ellos, sobre todo con Godín, Koke y Juanfran, y es raro, porque aunque ya no pertenezco al club, me siento responsable del equipo, como parte de ellos, aunque ya no lo sea. No me hacen ni puto caso pero aún recibo alguna llamada, algún detalle, me piden algún consejo o les doy ánimos. Los capitanes tienen esa responsabilidad extra».

Así valora Gabi, en una entrevista que hoy publica el diario Marca, sus primeros meses en catar, lejos del Atlético de Madrid. El centrocampista ha repasado además cómo escogió el Al Sadd y también ha dejado entrever que el final de su carrera deportiva no está lejano.

«Si, poco a poco, ahora me queda este año de contrato y otro más. El tercero es opcional, veremos cómo me encuentro entonces. Sólo hay dos motivos por los cuales dejaría el fútbol: que mis hijos lo estuvieran pasando mal por la distancia, algo que supondría un final fulminante, o porque no disfrute jugando. Pero hoy era entrenamiento voluntario y he ido yo solo.... me sigue gustando mucho. Quizás me prepare para ser entrenador, ya lo pensaré más adelante», indicó el jugador.