Siempre en el escaparate a causa de los rumores que lo alejan del Real Madrid, cada palabra de Gareth Bale será escrutada y analizada con gran atención. Y precisamente ha hablado el galés para State of Play, la película de BT Sports Fils que se estrenará la semana que viene, en la que deja unas curiosas revelaciones.

«Cuando eres un niño, no tienes tantos pensamientos en la cabeza, puedes disfrutar con tus amigos y reírte. Cuando llegas a la élite, hay todo tipo de presiones, expectativas, gente hablando negativamente todo el tiempo y sí, se pierde ese sentimiento infantil. Porque como atleta profesional, especialmente en un entorno de equipo, no puedes elegir calendario, como en el golf o en el tenis. Así que somos solo robots. Nos dicen dónde estar, cuándo estar allí, a qué hora tenemos que comer, a qué hora tenemos que ir con el entrenador. Es como si perdieras tu vida de alguna manera», afirmó el galés.