«Veo muy difícil volver al Barça. No hay que ser demasiado listo para saber que si el Barça me cede a otro equipo es que tiene poco interés en mí. Yo también estuve de acuerdo en marchar porque llevaba un mes y medio sin jugar y no funcionaba la cosa. Yo quiero jugar y ser feliz, no me gusta estar en el banquillo, como a la mayoría de jugadores. Yo se lo dije al míster cuando me marché cedido: mucha parte de culpa es mía porque tú me has dado las oportunidades que quería».

Esta confesión la acaba de realizar esta misma tarde Gerard Deulofeu, extremo de 24 años que pertenece al FC Barcelona y está cedido en el Watford desde enero. El catalán no convenció en la primera parte del curso con el cuadro culé y por eso tuvo que hacer las maletas.