Desde que en 2014 llegara a la Real Sociedad para suplir a Claudio Bravo, Gerónimo Rulli se ha asentado como pieza clave del cuadro donostiarra. Aunque este portero de 25 años siempre está en el centro de los rumores, porque cuenta con muchos pretendientes, y ahora acaba de dejar de nuevo su futuro en el aire.

En una entrevista a ETB el guardameta explica que no puede asegurar su continuidad para el curso que viene: «No sé si el año que viene estaré en Anoeta para la próxima temporada. Hoy estoy acá y no me preocupa otra cosa más que eso. Luego más adelante ya se verá».