A José Bordalás no le ha sentado demasiado bien la marcha de Juan Cala al fútbol chino. El preparador del Getafe entiende que el actual no es el momento adecuado para dejar partir a un jugador tan relevante en sus planteamientos y así se lo ha hecho saber a la directiva del cuadro azulón.

«Ya le traslade al club cuál era mi pensamiento de la salida de Cala y es lo que puedo decir. Que salga un jugador ahora no es bueno para el equipo y el equipo se debilita. Si por mi hubiera sido no habría salido. No he podido hablar con él, todo ha sido muy apresurado. Me mandó un mensaje y nada más ¿Recambio? Ni se ha hablado nada, ahora es complicado, no hemos hablado de esta posibilidad», espetó en su última comparecencia pública.