«Me voy muy decepcionado por el trato que he recibido por parte del entrenador, pero es su decisión y hay que respetarle. El Getafe, como club, está por encima de mi situación personal, pero creo que merecía otro trato». Con esta contundente declaración, recogida por Onda Madrid, el rumano Cosmin Contra ha certificado que abandona el cuadro azulón para recalar en la Politécnica de Timisoara, club en el que ya jugó durante la campaña 2004-2005.

El lateral diestro, de 34 años, sólo ha participado en 3 encuentros de Liga y 2 de Copa del Rey esta temporada, por lo que su marcha de la entidad era ya casi un secreto a voces. «Es un día triste para mí por la decisión tomada. No quería que se acabara. Tenía otras expectativas aquí esta temporada. Por falta de oportunidades he tenido que emprender otra aventura, volver a mi tierra. Intentar ganar la Liga con el equipo de mi ciudad, donde debuté, es un reto importante, pero es un día triste para mí», espetó.