El Granada podría cerrar dos incorporaciones antes de que el mercado de invierno eche el cierre. El primer nombre que aparece sobre la mesa es el de Matthieu Saunier, jugador del Troyes que podría llegar al estadio de Los Cármenes para reforzar la zona defensiva toda vez que Lucas Orbán se ha terminado marchando al Levante en calidad de cedido.

Por otro lado, el técnico del NEC Nimega holandés, Ernest Faber aseguró que cree que algo va a ocurrir con Anthony Limbombe, cuyo nombre ha sido relacionado con el del Granada, en unas declaraciones pronunciadas tras el partido de su equipo: «Creo que algo va a suceder. Tenemos aquí suficientes jugadores con talento... todavía estamos esperando pacientemente a ver qué es lo que pasa».