El Granada sigue expectante a la resolución de la vacante del banquillo, Jorge Sampaoli es la prioridad, pero el cotizado entrenador argentino deberá ser convencido con un gran proyecto deportivo. El que fuera su ayudante en la Selección de Chile, Juanma Lillo está esperando como se desenvuelve el futuro de su compañero y no ha dado ninguna pista al respecto. Todo apunta a que la intención de los granadinos es que forme parte junto al argentino de la parcela técnica.

El técnico tolosarra no ha querido mojarse sobre el devenir de Sampaoli, pero cree que hará lo que más convenga. Lillo habla muy bien del exseleccionador chileno, al que destaca su gran capacidad para manejar a los vestuarios pero sobre todo destaca su personalidad fuera de los terrenos de juego: «Jorge es ante todo una buena persona».