La salida del técnico italiano no ha sido de color de rosas. La mala relación que se instaló entre las partes hizo que el divorcio se alargara tanto en el tiempo, y no acabó con el debido estrechón de manos. Cuando Antonio Conte ya asumía su vuelta al trabajo, el Chelsea confirmó su despido, y esto habría enfurecido de sobre manera al ex entrenador blue, que no se inclinaría a perdonar ni un céntimo de su finiquito.

Según publica The Times, la cantidad total que podría apercibir Conte ronda los 10 M€, pero esta cifra podría ascender si la batalla legal que planea presentar el italiano suerte sus frutos, ya que este medita con sus abogados plantear que la tardía comunicación por parte del club le habría impedido escoger un nuevo trabajo para esta temporada.