«Si puedo contribuir en algo estaría encantado de hacerlo. Pienso que después de un torneo así es necesaria otra persona al frente de la selección. Hemos estado mal en todos los aspectos y asumo toda la responsabilidad». Estas declaraciones que recoge Sport corresponden a Guus Hiddink sobre Rusia.

El entrenador holandés, que acaba de abandonar el Chelsea, se ha ofrecido así al combinado nacional de Rusia, al que dirigió y guió en 2008 a las semifinales de la Eurocopa. Los anfitriones del siguiente Mundial no encuentran el rumbo y tras su mala imagen en Francia quieren mejorar para dentro de dos años.