Stefano Pioli, técnico del AC Milan encargado de reemplazar en el cargo a Marco Giampaolo, pudo salir algo reforzado del duelo en Turín frente a la Juventus. Pese a la derrota de la escuadra rossoneri, con motivo de una diana sensacional de Paulo Dybala, la imagen del heptacampeón de la Champions fue más que positiva. Uno de sus mejores futbolistas en dicho envite fue Hakan Çalhanoğlu, que ha demostrado con creces el talento que atesora con el cuero en sus botas.

En una entrevista concedida a Sport Bild, el turco-germano, de 25 años, ha reconocido que no le importaría regresar a la Bundesliga: «Era importante que me quisiera (Bayern Múnich), pero, en ese momento, se tomaron las decisiones en el equipo con Robben y Ribéry, que siempre han sido adorados por los seguidores. Hubiera sido difícil para mí. Si el Bayern piensa en mí en algún momento, ciertamente no diría que no. Crecí en Alemania, pero me gusta poder hablar con personas en italiano. Desde el punto de vista deportivo, es un objetivo poder jugar para el Bayern Múnich, el Borussia Dortmund u otro gran club en Alemania». Cabe recordar que Çalhanoğlu tiene contrato en San Siro hasta junio de 2021.