El pasado lunes salieron a la luz unas declaraciones en las que el jugador turco aseguraba que su futuro estaba en el club de Londres la próxima temporada, una información que el propio futbolista quiso desmentir en su cuenta oficial de Twitter para no confundir a su actual afición ni a sus fans.

Hakan Calhanoglu se encuentra sancionado hasta final de temporada por un incumplimiento de contrato y ya piensa en la próxima campaña, pero aún habrá que esperar si su futuro está en el Bayer Leverkusen o en otro club, pretendientes no le faltan.