Después de haber perdido la categoría, el Huesca es uno de los clubes que como suele ocurrir se exponen a perder a algunos de sus principales jugadores. Y muchos de ellos comienzan a ser pretendidos por otros equipos con vistas a la siguiente temporada.

Un ejemplo lo tenemos en esta información de As, según la cual el Getafe quiere hacerse con Chimy Ávila, autor de 10 goles en 35 partidos. Cedido por San Lorenzo en el club aragonés, el delantero es pretendido por el equipo madrileño que la temporada que viene jugará en Europa.