La temporada 2012-2013 fue la mejor en la historia del Rayo Vallecano. El cuadro de la Avenida de la Albufera acabó la temporada en el octavo puesto de la tabla clasificatoria en Primera División y se ganó los elogios de los aficionados merced al buen juego desplegado. Uno de los pilares del equipo por aquel entonces dirigido por Paco Jémez fue el central Jordi Amat.

Pieza clave para el técnico (27 partidos disputados, 1 gol), el rendimiento del central cedido por el Espanyol provocó un cambio de aires en dirección a un Swansea que dejó 3 M€ en las arcas españolistas.

Ahora, tres años después y cuando el que fuera campeón de Europa sub’21 en 2013 cuenta con 24, el entrenador quiere volver a contar con el zaguero a sus órdenes. Tal y como ha podido saber Fichajes.com, el Granada ha dado un paso al frente a fin de intentar la llegada del barcelonés a sus filas y está negociando su cesión con un Swansea con el que el futbolista renovó el pasado mes de enero. Tras la salida de Babin oficializada ayer, así como el desembarco del francés Matthieu Saunier, todo apunta que se preparan más cambios en la defensa del Granada versión 2016-2017.