El Espanyol ya piensa en el futuro. El conjunto de la ciudad condal hizo oficial la destitución del técnico Quique Sánchez Flores y el director deportivo Jordi Lardín el pasado 20 de abril debido a la mala racha de resultados que había venido acompañando al equipo en las últimas semanas. Ya con David Gallego al frente, el cuadro blanquiazul sumó una importante victoria frente al Girona (0-2) que aleja posibles fantasmas.

Ya centrado en el curso que viene, una de las prioridades del club es la de encontrar un nuevo entrenador. Según ha podido saber Fichajes.com, una de las opciones que más gustan en las oficinas es la que tiene como protagonista a Jordi Cruyff, quien ya fuera su jugador durante la temporada 2003-2004.

Actualmente en busca de nuevos retos después de anunciar su adiós a final de temporada a un Maccabi de Tel Aviv donde ha sido director deportivo y entrenador, el hijo del mítico Johan quiere seguir encaminando su carrera profesional a los banquillos. De este modo, habrá que estar muy atentos a la posibilidad que tiene como protagonista al que fuera internacional holandés en 18 ocasiones y ahora cuenta con 44 años.