Pilar indiscutible de un Albacete que pelea por meterse en los puestos que dan derecho a disputar el play off de ascenso a primera, el atacante galo Jérémie Bela (25 años) ha respondido a las preguntas de Fichajes.com y ha reconocido que su desembarco en el cuadro manchego ha resultado decisivo para salvar una carrera que amenazaba quiebra tras una mala temporada con el Dijon (curso 2016-2017)

«Honestamente, estaba cansado del fútbol. Estaba agotado. Ya no estaba enamorado del fútbol. Tenía dos soluciones: cambiar de aires completamente o dejarlo todo. No es porque me sintiese mentalmente débil o algo así. Era solo que no era feliz (....) Finalmente me uní al Albacete porque quería comenzar todo de nuevo e ir a un país que no conocía. También quería volver a conocerme como futbolista y como hombre. Ir al extranjero solo no es necesariamente fácil. Quería ver si tenía cojones. Este desafío fue un desafío en todos los niveles. Hoy te puedo decir que no me arrepiento en absoluto. El único lamento que puedo tener es no haberlo hecho antes», relató un futbolista que suma 9 goles en 25 partidos este curso..

Igualmente, el jugador aprovechó la ocasión para destacar el alto nivel de la Segunda División española. «El nivel es mucho más cercano a la Ligue 1 que a la Ligue 2, especialmente a nivel técnico. Uno incluso se pregunta cómo algunos jugadores están en la Segunda División, no es posible. Hay equipos muy grandes como Osasuna, Granada o Deportivo. El nivel es muy alto. Es rítmico, intenso. No hay un partido donde se pueda decir que hay un favorito. A menudo, los partidos que se supone que son los más fáciles son los más difíciles. Creo que la Segunda División no tiene el reconocimiento que debería tener», aseveró.