La salida de Óscar Arias de la dirección deportiva del Sevilla ha provocado un buen número de movimientos en el seno de la escuadra hispalense. Después de una temporada complicada en la que se han alternado los buenos resultados en Liga de Campeones con una Liga en la que se ha estado muy por debajo de lo esperado, el que fuera sucesor de Monchi ha sido una de las víctimas.

De este modo, las opciones para ocupar la dirección deportiva no han tardado en aparecer. Una de las que ha irrumpido en escena es la que tiene como protagonista a Antonio Cordón, quien ha brillado en sus etapas tanto en Villarreal como en Mónaco y que ahora es director ejecutivo de la empresa de John Jiang, dueño del Granada que también maneja otros clubes, caso de Parma en Italia y Chongqing Lifan en China.

Sin embargo, según ha podido saber Fichajes.com, esta no es una opción viable. La implicación de Antonio Cordón con el proyecto de John Jiang convierten esta posibilidad en maletas de un viaje a ninguna parte.