Antonio Conte ha diseñado un proyecto más que interesante en el Inter de Milán. Por ahora, está consiguiendo competir claramente con la Juventus de Turín en la Serie A, quedando a un punto de distancia de la escuadra bianconeri. La Vecchia Signora ha dominado por completo el torneo de la regularidad en la categoría de oro del deporte rey en Italia durante los últimos cursos, dado que son 8 los títulos que ha conquistado de manera consecutiva. Con el añadido, además, del aterrizaje de Cristiano Ronaldo en verano de 2018 tras su marcha del Real Madrid.

Volviendo al Inter, que es el tema que nos compete ahora, hay un futbolista que se está convirtiendo en una auténtica obsesión para Conte. Se trata de Arturo Vidal, rival con el que ha coincidido en la fase de grupos de la Liga de Campeones al verse las caras con el FC Barcelona. El técnico del cuadro nerazzurri cree que el chileno (32 años) sería un refuerzo sensacional para los del Giuseppe Meazza durante el próximo mercado de invierno. Sin embargo, según apunta La Gazzetta dello Sport, Steven Zhang, presidente de la entidad de Milán, no pretende acometer la operación para hacerse con los servicios del ex de Juventus o Bayern Múnich, ni aunque fuera a través de un préstamo, porque supera los 30 años de edad. Por tanto, su apuesta se decanta claramente por el talento joven, como se está viendo, por ejemplo, con Nicolò Barella, Stefano Sensi o Lautaro Martínez, entre otros.