Gabigol regresó cedido al Santos después de su primera y decepcionante experiencia en Europa, donde en 2016 fichaba por el Inter de Milán y era cedido al Benfica al año siguiente. El objetivo del préstamo sin duda alguna se ha cumplido porque el goleado ha tenido oportunidades, minutos y ha seguido goleando.

Ahora ha revelado en declaraciones a ESPN que regresará a Italia en enero: «Espero que el próximo año sea maravilloso para mí. No sé dónde jugaré pero volveré al Inter en enero. Iremos con calma, creo que para un jugador es importante estar feliz para trabajar».