Después de que su mujer y agente afirmara ayer que su renovación con el Inter de Milán se antoja sumamente complicada, Mauro Icardi ha roto su silencio. En este caso el delantero argentino, vinculado con el Real Madrid, se ha pronunciado a través de las redes sociales.

«Me gustaría señalar que estoy muy feliz y satisfecho con el trabajo que hemos realizado juntos hasta ahora. Siempre será Wanda quien cuidará de mis intereses hasta el final de mi carrera. Quiero aclarar a todos los lectores que leen pseudoperiodistas y periódicos serios, que escriben sin saber o dan instrucciones para escribir sin tener una idea de los hechos, que mi renovación tendrá lugar cuando el Inter me envíe una oferta correcta y concreta. Solo entonces podemos hablar de renovación con la verdad, evadiendo las mentiras gratuitas que ahora se difunden», afirmó el goleador.