Joao Mario es uno de los jugadores que el Inter de Milán no ha inscrito para la Liga de Campeones, ya que el portugués no convencía a Luciano Spalletti. El futbolista de 25 años se ha convertido en objeto de deseo de escuadras como Sevilla o Real Betis para reforzar su plantilla.

Pero de acuerdo con Tuttosport, tenemos que el conjunto del Giuseppe Meazza y más bien su entrenador han cambiado de opinión con el portugués. El centrocampista habría convencido al entrenador con su buena actitud en los entrenamientos.