Las declaraciones de Milan Skriniar, que él mismo matizó esta semana, en las que abría la puerta a Real Madrid o FC Barcelona, han traído cola en el seno del Inter de Milán. Hasta el punto de que su entrenador Luciano Spalletti, ha sido cuestionado al respecto en Sport Mediaset.

«Al principio me sorprendieron un poco, pero no tuve dudas. Nunca pensé que hubiera una traducción hecha en un restaurante a la 1 de la mañana… Ya veréis cómo se queda muchos años», afirmó el preparador italiano.