Michael Owen (40 años) ha concedido una entrevista a Carl Markham donde repasó sus inicios como futbolista profesional. El delantero inglés fue uno de los mejores de su época, lo que le llevó desde bien temprano a fichar por equipos como Liverpool o Real Madrid. «Hasta los 20 años probablemente era uno de los mejores jugadores de mi edad. Esto continuó durante un periodo, pero las lesiones me frustraron», empezó diciendo.

«A los 23 años ya estaba en declive. Cuando uno de los tendones se rompe uno ya no es el mismo, se ve afectado. Me pasó a los 19 años y gané el Balón de Oro a los 21 años. Me alegro de haber jugado para el Real Madrid, fue una oportunidad para hacer algo diferente. Ir a Barcelona o al Real Madrid era el Santo Grial», sentenció. Más tarde ficharía por el Manchester United, opción de la que jamás se arrepintió.