El pasado mes de agosto, Isaac Cuenca (24 años) decidió dar un drástico giro a su carrera y aceptar la propuesta del Bursaspor turco. Aunque el jugador venía de completar una notable temporada con el Deportivo de La Coruña, lo cierto es que su aclimatación al fútbol otomano no ha sido tan satisfactoria como se esperaba (sólo 4 partidos como titular en el torneo liguero) y son ya muchas las voces que comienzan a vaticinar un nuevo cambio de aires.

Cuestionado por La Gazzetta dello Sport, su agente, Daniza Scroce, no dudó en dar impulso a los rumores y situar a su cliente en la órbita de hasta tres escuadras de la Serie A: Lazio, Génova y Chievo Verona. «Ha habido llamadas telefónicas de la Lazio, pero en Italia también el Génova y el Chievo han preguntado por el jugador. Él tiene un contrato de tres años con el Bursaspor, pero la situación, a pesar de que él está dando todo de sí mismo, no es la mejor. Gana mucho, pero para llegar a Italia estaría dispuesto a aceptar una rebaja, ya que está seguro de su valor y le gustaría volver a disfrutar de una nueva experiencia», explicó.