«Una noche inolvidable, hemos trabajado muchísimo. Tenemos una moral impresionante y es lo que nos merecemos. Ya es tiempo para todos nosotros, ya es hora de que espabile toda esa gente que da el Balón de Oro». Así hablaba anoche Ivan Rakitic tras la victoria de Croacia sobre Francia, que le permitió acceder a la final del Mundial.

El centrocampista del FC Barcelona, en declaraciones que recogen diferentes medios, no ha tenido reparos en pedir el Balón de Oro para su compatriota Luka Modric. El jugador del Real Madrid es el líder de la selección balcánica, y está firmando un sensacional campeonato del mundo.