El defensa serbio no está contando mucho para Antonio Conte después de que este apostase por jugar con tres centrales y, al acabar contrato en junio de 2017, muchos clubes se han interesado en hacerse con sus servicios. Juventus de Turín, West Ham y Cristal Palace están en la puja.

A pesar de esto, Branislav Ivanovic quiere luchar para ganarse la confianza del técnico italiano y firmar la renovación en lo que queda de temporada, tal y como informa Bleacher Report. Aunque esta posibilidad se antoja difícil para el defensa de 32 años ya que el Chelsea querrá sacar algo de dinero con un traspaso durante el mercado invernal.