Señalado por muchos como el gran anhelo invernal del Manchester United para dar un giro a la temporada, James Maddison es sin duda una de las claves del espectacular rendimiento ofrecido este curso por un Leicester City que sueña con repetir la gesta de 2016 o acercarse lo máximo posible a la misma.

El centrocampista de 22 años, autor de 6 goles en 13 partidos para los foxes en el presente curso, tiene contrato hasta 2022 con la escuadra inglesa. Y ya se especula con que estaría abierto a ampliar su compromiso con la misma.