«Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro jugador James Rodríguez por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado un esguince del ligamento interno de la rodilla izquierda. Pendiente de evolución», ha informado el conjunto merengue a través de un comunicado por medio de su página web. Por tanto, un nuevo contratiempo que tendrá que afrontar Zinedine Zidane, curiosamente efectuado durante el parón por los compromisos de selecciones (el famoso virus FIFA). Pese a ello, hay que matizar que el cafetero no estaba disfrutando de muchas oportunidades durante las últimas semanas.

De acuerdo a la información manejada por el diario As, por medio de una consulta realizada al doctor José González, columnista del citado medio, James, de 28 años, podría permanecer en el dique seco a lo largo del próximo mes y medio. Es por ello que no estaría disponible de cara al ’Clásico’ contra el FC Barcelona en el Camp Nou, que se celebrará el próximo miércoles 18 de diciembre. De hecho, en caso de confirmarse dicho plazo de recuperación, no reaparecería hasta comienzos de 2020.