A pesar de que es con toda probabilidad el equipo más necesitado de refuerzos de toda la Primera División, éstos siguen sin llegar. El Real Zaragoza baraja una gran cantidad de nombres, pero por unas u otras razones no ha hecho todavía ningún fichaje.

Además, una de las incorporaciones que parecía clara ha sido frenada por el propio técnico, Javier Aguirre, tal y como desvela El Heraldo de Aragón. El jugador en cuestión es Raúl Bobadilla, delantero del Borussia de M’gladbach que se coló hace unas semanas en la agenda del cuadro maño (ver artículo).

Según el citado rotativo, el entrenador del conjunto aragonés creía que este atacante argentino no era el adecuado y por eso ha paralizado la operación, a pesar de que estaba casi cerrada. Por lo tanto, los refuerzos continúan sin llegar a La Romareda y mientras tanto el mes de enero avanza…