El pasado mes de enero, el FC Barcelona se hizo con los servicios de Jean Clair Todibo, uno de los zagueros con más proyección del fútbol francés. Los catalanes, que tenían previsto cerrar su contratación este verano, adelantaron su oferta para evitar que el talentoso jugador cayese en manos de otro club.

Como cabía esperar, desde que aterrizó en el Camp Nou su papel ha sido muy secundario. Aunque se esperaba que el jugador aceptase este rol sin problemas, el diario Mundo Deportivo asegura hoy que el zaguero ha variado su actitud receptiva de las primeras semanas y ha comenzado a comportarse de una manera menos profesional. «En las últimas semanas, su entorno ha detectado que está menos receptivo a los consejos, más distante, y que ha descuidado sus rutinas de descanso», explica.

Lógicamente, la entidad tiene previsto reunirse en breve con el central para tratar de reconducir la situación y evitar que el problema se agrave. Tal vez una cesión que le garantice una importante cantidad de minutos podría ser la solución.