No es novedad que Jérôme Boateng manifieste su interés por abandonar el Bayern Múnich. De hecho, se mostró muy claro en las declaraciones que realizó hace varias semanas en Kicker: «Me dijeron que podía irme si el club me convenía y el monto de la oferta era satisfactorio. En una reunión de última hora, de repente dijeron que no y no se me permitió irme».

El germano, de 30 años de edad, estuvo realmente cerca de marcharse al PSG. Boateng no desea que se le cierre por completo la puerta de recalar en el cuadro dirigido por Thomas Tuchel. No obstante, la llegada de Abdou Diallo, procedente del Borussia Dortmund, puede dificultar el aterrizaje del campeón del mundo con Alemania en Brasil 2014. ¿Cuál será finalmente el futuro de Jérôme?