Jérôme Boateng, futbolista del Bayern Múnich, ha dejado claro que no tiene intención de retirarse, pese a que su campaña en el conjunto bávaro no ha sido muy fructífera, especialmente porque no ha contado con la confianza de Niko Kovač: «Tengo metas deportivas muy claras. Quiero mostrar mi clase de nuevo después de esta temporada decepcionante, y demostrar que soy uno de los tres mejores defensores centrales del mundo. Sé que puedo. Si tengo un club y un entrenador que confían en mí, sé cómo jugar», ha señalado en una entrevista en Kicker.

No obstante, Boateng, de 30 años, ha señalado que no va a fugarse del Bayern, si bien es cierto que no descarta una salida que sea satisfactoria para ambas partes. Asimismo, ha valorado en el citado medio lo que ocurrió el verano anterior cuando estuvo muy cerca de recalar en el PSG: «Me dijeron que podía irme si el club me convenía y el monto de la oferta era satisfactorio. Durante una reunión de último hora, de repente dijeron que no y ya no me permitían irme. (...) Me dijeron que el entrenador quería mantenerme, que él pensaba que yo era el defensa número uno».