«Está claro que la derrota ante Holanda nos ha hecho daño; al equipo técnico, a los jugadores y sobre todo a los aficionados. Al mismo tiempo para mí no es sorprendente. Tras el Mundial tenemos un proceso que completar. Habrá retrocesos y derrotas. Es normal que sea criticado, pero soy capaz de gestionarlo muy bien. He hablado con el presidente de la federación, está claro que ahora tenemos que estar unidos».

Así hablaba en las últimas horas Joachim Löw, seleccionador de Alemania, antes del trascendental partido de UEFA Nations League que hoy disputa su combinado nacional ante Francia. El técnico germano se la juega esta noche, ya que medios como Goal o Sky Sports indican que, tras su fiasco en el Mundial y sus malos resultados, podría ser cesado en el caso de que hoy cosechara otra derrota.