Matthijs de Ligt, flamante fichaje de la Juventus de Turín, que llegó en verano procedente del Ajax de Ámsterdam, ha sido premiado en el Teatro del Châtelet (París) con el Trofeo Kopa. Después de haber cuajado un magnífico curso 2018-2019, consiguiendo el doblete en Holanda con el cuadro de Erik ten Hag, el central neerlandés ha sido elegido como el mejor jugador menor de 21 años. Además, no se puede pasar por alto que se quedó a las puertas de la final de la Champions. Por ahora, su adaptación en la Vecchia Signora está siendo más complicada de lo previsto, pero Maurizio Sarri confía plenamente en su potencial de cara al futuro.