«En enero, Cristiano me dijo que quería jugar en la Juventus. Inmediatamente, pensé que era imposible y le dije que era muy difícil pero que no había nada imposible. La primera reunión con la directiva de la Juve tuvo lugar en Madrid, antes del Real Madrid-Juventus de Champions en abril. Luego hubo más contactos por teléfono y, poco a poco, la operación se hizo posible. Dos o tres meses duraron las negociaciones. Todo el mérito fue de la Juventus y del presidente Agnelli, quien tomó la decisión de fichar a Cristiano. ¿Florentino Pérez? Todo fue normal: la Juve quería al jugador y lo fichó».

Así ha hablado en las últimas horas Jorge Mendes, en la gala Bolden Boy en la que ha sido premiado como mejor agente, de cómo se gestó la llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín, y por tanto su salida del Real Madrid el pasado mercado estival.