Estamos en época de que muchos de los protagonistas del pasado mercado estival expliquen sus decisiones de ese periodo de fichajes. Y le ha tocado ahora el turno a Jorginho, mediocentro italiano de 26 años que dejó el Nápoles para irse al Chelsea de Maurizio Sarri.

«La salida no era solamente por voluntad mía, estábamos también de acuerdo con el club y era lo mejor para las dos partes. La Premier League es muy hermosa, es muy diferente en cuanto a ritmo de juego a la Serie A italiana. Por ahora me encuentro bien, aunque echo de menos la belleza de Nápoles y a las personas cercanas que quedaron allí», ha afirmado el jugador en palabras a SportMediaset.