Chelsea y Liverpool afrontan este miércoles 14 de agosto la final de la Supercopa de Europa en Estambul. Es por ello que Jürgen Klopp, técnico del vigente campeón de la Champions, afronta la cita con ganas e ilusión: «No hay mucha diferencia entre los hinchas locales y los que vienen de fuera. Ahora estamos en Oriente Próximo y vendrán muchos de esos países. Estamos abiertos a todos, es algo genial». El germano ha valorado que el encuentro sea dirigido por una colegiada: «Ya era hora. Estoy feliz de poder ser parte de ello. Tener por fin a una mujer en un partido muy importante es una decisión inteligente de la UEFA».

Igualmente, ha reconocido que el 4-0 que encajó el Chelsea ante el Manchester United no hace justicia a lo que se vio en el campo: «Ellos estarán preparados al cien por cien y nosotros también debemos estarlo», en unas declaraciones de las que se ha hecho eco el diario As. «Sé lo importante que es el lugar, es un lugar especial para todo hincha del Liverpool. Nadie puede olvidar 2005, pero, además, Estambul siempre es un buen lugar para jugar al fútbol. Yo jugué una vez aquí contra el Galatasaray, pero también hay una gran comunidad de hinchas nuestros aquí, lo que lo hace especial para nosotros», ha añadido Klopp.