Inédito esta temporada en la Juventus de Turín, la inactividad amenaza con cortar de golpe la carrera de Luca Toni, que fue una de las referencias ofensivas de la selección de Italia en el Mundial de 2006. Ahora este veterano ariete de 34 años atraviesa por una etapa en la que necesita jugar para poder terminar con buenas sensaciones su carrera deportiva.

Muchas son las posibilidades de futuro que la rumorología le ha planteado a lo largo de los últimos meses, si bien ninguna de estas pistas ha llegado a concretarse. Quizá el Mónaco, uno de los históricos del campeonato francés que atraviesa por sus peores momentos (es colista en la Ligue 2), pueda convencerle para que cambie de aires, según ha revelado Itasportpress.