Ya sabemos que el próximo lunes Cristiano Ronaldo vivirá su puesta de largo como nuevo jugador de la Juventus de Turín. Pasará el reconocimiento médico y firmará su contrato, pero no se dará un baño de masas en el estadio piamontés, según La Gazzetta dello Sport.

El portugués, al igual que otros fichajes de la vecchia signora, solamente posará ante los medios de comunicación y no se abrirán las puertas para los aficionados. Tendrán que conformarse con esperarlo a las puertas del estadio por tanto.