La continuidad de Kaká en el Real Madrid sigue siendo uno de los asuntos de actualidad en el cuadro blanco. El brasileño ha comparecido hoy en rueda de prensa antes del partido ante el FC Barcelona de mañana y ha hablado, entre otras cosas, de su futuro.

«Tengo dos años más de contrato, por mí seguiría sin ningún problema, pero no quiero ser una carga para el club. Si vemos que tengo que salir para que el club esté bien y yo también, lo haremos. También quiero pensar en jugar el Mundial en mi país», aseguró el jugador.