Lo ha confirmado el Real Valladolid de manera oficial. Kiko Olivas seguirá en el cuadro pucelano hasta el año 2022, por lo que renueva su vinculación con la entidad castellana, igual que se ha confirmado hace unos minutos la continuidad de Míchel Herrero. Sin duda, dos piezas clave en el engranaje de Sergio González.

Cabe recordar que el contrato del de Antequera, de 30 años de edad, expiraba el próximo 30 de junio de 2020. Es innegable que se ha convertido en uno de los líderes de la zaga albivioleta, aunque habrá que esperar para ver si su pareja de baile continúa siendo Fernando Calero.