El central senegalés lo habría dejado ver así en una entrevista concedida a Corriere dello Sport, donde se mostró dispuesto a comprometerse con el Nápoles hasta el término de su carrera: «Si el contrato es bueno, por mi familia y por los fans no tendría problemas en firmar y quedarme para siempre. Este es uno de los mejores momentos de mi carrera. Estoy trabajando duro y, finalmente, estoy recogiendo los frutos del esfuerzos y sacrificio que he hecho, pero ciertamente no me detendré aquí».

Además, Kalidou Koulibaly se mostró ambicioso con la actual campaña del equipo napolitano: «En Nápoles estoy bien, la ciudad y el equipo me dan todo y quiero devolver algo a los napolitanos. Quiero darles un título». El defensor, que llegó procedente del Genk en 2014, se ha convertido en una pieza fundamental en la zaga del equipo. Reconocimiento de ello es que, en la presente temporada, tan solo se ha perdido dos encuentros de los 30 que ha disputado el Nápoles.