A sus 27 años se ha asentado Kalidou Koulibaly como uno de los defensas con mayor proyección, presente y futuro de la Serie A italiana. Suma 30 partidos en esta temporada en las filas de un Nápoles que ya ha dejado claro que no lo dejará salir a cualquier precio.

Ahora el senegalés, en palabras que recoge el Manchester Evening News, ha aludido a los rumores que lo han acercado al Manchester United: «No sé si soy un de los defensas más fuertes, solamente trato de hacer lo mejor. Es un honor que me relacionen con grandes equipos pero estoy centrado en seguir creciendo con el Nápoles».