Su carrera profesional está dando los primeros pasos. Sin embargo, Kylian Mbappé (20 años) mira más allá. En una amplia entrevista concedida a Le Parisien, el delantero del Paris Saint Germain y la selección francesa ha explicado que se ve como entrenador una vez cuelgue las botas.

«¡Espero se entrenador! Mi padre (Wilfrid) y mi tío (Pierre) me mostraron el camino a seguir (Wilfrid entrenó en las categorías inferiores del Bondy y Pierre entrenó a Levallois y Ivry en CFA, ndr) y este trabajo siempre me ha fascinado. Soy un amante del campo y me gustaría no dejarlo nunca», reconoció.