La derrota en el choque liguero frente al Valencia mete al Levante de lleno en la lucha por el descenso. El cuadro granota, atenazado en gran parte de los últimos choques, vivirá un final de temporada agitado y se enfrentará con algunos de los rivales que tienen el mismo objetivo. Consultado sobre el choque, Coke señaló que «Nos vamos jodidos. Hemos empezado perdiendo muy pronto y se pone el partido a pedir de boca para ellos. Hemos conseguido empatar. Pero no sabemos por qué nos están durando tan poco las alegrías».

Además, a la hora de hablar de lo que viene por delante, el carrilero señaló: «Hay que mejorar pero no he visto un equipo muerto. No estamos en una buena situación pero solo podemos animarnos. Nos quedan seis finales. Cuatro en nuestro campo. El primero que baje los brazos se irá al hoyo. Si jugamos con miedo nos iremos a la mierda. Estamos luchando por lo que pensábamos».