La AS Roma ha dado luz verde a la venta de Alisson. Según desvelan numerosos medios, el cuadro giallorosso habría definitivamente aceptado la propuesta de un Liverpool que, tras ver como no daba frutos su anterior oferta (de unos 70 M€), ha decidido hacer un último esfuerzo y elevar el montante hasta los 75 M€.

Una vez que se confirme su aterrizaje en Anfield Road, el canarinho tendrá ante sí el complicado reto de dar estabilidad a una portería que en los últimos tiempos ha dado más de un quebradero de cabeza por la irregularidad mostrada tanto por el alemán Loris Karius como por el belga Simon Mignolet.