La agresión a un funcionario del Gobierno ruso, sirvió a Aleksandr Kokorin (28 años) y Pável Mamáyev (31 años), futbolistas de Zenit y Krasnodar respectivamente, para ingresar en prisión en la segunda semana de octubre de 2018.

Según TMW, han sido liberados debido a la buena conducta de ambos, lo que les permite anticipar la salida respecto a la previsión marcada por la sentencia. Se espera que tras este castigo, los jugadores sepan controlar sus impulsos.